La terapia para la migraña busca aliviar el trastorno neurológico que afecta a alrededor del 15% de la población mundial. Aunque existen muchas variantes, en su forma más generalizada consiste en fuertes dolores de cabeza acompañados o precedidos por varios síntomas.

Terapia para la migraña para mejorar la calidad de vida

terapia para la migraña para ser más feliz

La terapia para la migraña busca mitigar los síntomas. Algunas personas comienzan a ver destellos de luz, líneas en zig zag, sienten opresión en el rostro, náuseas, vómito o sensibilidad extrema, ya sea a la luz o a estímulos.El dolor puede variar en intensidad y sentirse en ambos o en un solo lado de la cabeza.

Las causas que detonan la migraña son multifactoriales. Los neurólogos y expertos en la enfermedad hablan de desequilibrios en los neurotransmisores y en la química cerebral, de factores genéticos, de trastornos hormonales particularmente en el caso de las mujeres, del papel de ciertos alimentos o incluso el estilo de vida.

La recurrencia de este malestar puede ser diaria o esporádica, pero basta que se presente una sola vez para acudir con un especialista. Mientras la medicina alopática propone cambios en el estilo de vida y el apoyo de los fármacos, también existen alternativas de otros expertos que pueden funcionar para aminorar los síntomas, prevenirlos o controlarlos.

Beneficios y posibles tratamientos:

  • La aromaterapia puede ayudar a liberar tensión y aquietar los síntomas de la migraña. Las esencias naturales pueden combinarse según la intensidad del dolor.
  • La terapia para la migraña es un tratamiento completamente personalizado. Cada individuo es único, con sus necesidades características. Los síntomas de este padecimiento varían con cada caso.
  • El paciente puede acudir con un acupuntor para aliviar el dolor crónico, así como un auriculotoerapeuta. También existe la neurología especializada en el tratamiento del dolor.
  • Gracias a la medicina tradicional china la persona puede obtener muchos beneficios en la salud. La manipulación de ciertos puntos clave en el cuerpo pueden incentivar una mejora en la energía y en la sensación generalizada de bienestar. También puede ayudar la digitopuntura (shiatsu).
  • A través de una dieta macrobiótica o energética el paciente puede recibir los nutrientes necesarios para incrementar sus niveles de bienestar. También se equilibra el sistema nervioso, encargado de la sensibilidad neuronal.
  • Las técnicas de relajación, como la respiración integrativa o la meditación también pueden ayudar. La persona, a través del silencio mental y emocional, encuentra la manera de sentirse mejor. Incluso a pesar de las circunstancias físicas adversas.