Consumer cooperatives

Las cooperativas de consumidores son organizaciones que permiten a los consumidores abastecerse directamente de los productores, a través de formas más justas y positivas.

Cooperativas de consumidores para una economía consciente


Cooperativas de consumidores y economía consciente

La idea es romper con la compraventa habitual, donde existen una presión y una inercia por acumular productos y servicios que no siempre necesitamos y que sólo favorecen a las grandes empresas.

Esta forma de asociarse en comunidad pretende unir los esfuerzos de miles de personas, potenciando así la fuerza que un consumidor aislado tendría contra una marca de productos o un proveedor de servicios.

La idea es definir los intereses compartidos, por ejemplo, ¿cuáles es la calidad que se busca en los alimentos? ¿Qué tipo de materiales necesitan los niños para el colegio? ¿Qué tipos de productos cuidan mejor el medio ambiente? Las preguntas pueden ser infinitas, según las necesidades de cada cooperativa.

¿Cómo funcionan las cooperativas de consumidores?

Mediante la difusión y promoción de ciertos productos también se puede reactivar el comercio local. Esto puede lograrse a través de distintas iniciativas culturales y sociales, ya que la meta, además de impactar de forma positiva la economía y satisfacción de las personas, es generar un sentimiento de pertenencia y proximidad con la totalidad del entorno.

No se trata de luchar contra el sistema establecido ni crear una revolución económica, simplemente de ser más conscientes. En esta época donde el bombardeo de mercadotecnia puede llegar a ser extremo, este tipo de proyectos dan un respiro. Las personas poco a poco pueden participar de forma más activa, aportando su pequeña parte a una nueva manera de consumir.

Beneficios:

  • Gracias a las cooperativas de consumidores se fomenta el cuidado del medio ambiente y la economía familiar. Las pequeñas empresas que de otra manera no tienen forma de sobresalir ante los mercados tradicionales, aquí encuentran nichos para crecer.
  • Se mejora la relación costo/beneficio de los productos. A diferencia de las cantidades exageradas que a veces se pagan por ciertas cosas como, por ejemplo, marcas importadas, aquí se fomenta el consumo local.
  • Se promueve el asesoramiento en defensa del consumidor. Finalmente, el producto que se adquiere viene a ser un servicio. La persona que ha pagado por ello merece protección ante cualquier imprevisto que ocasione el mismo.
  • Se da un freno de la cultura consumista avalada por la mercadotecnia. Esto a su vez disminuye los costos innecesarios, y a su vez se sensibiliza el consumo sostenible.
  • Las cooperativas de consumo fomentan la integración comunitaria y social. De otra manera, en el comercio tradicional se pierden esos vínculos humanos. Una alternativa de encontrar el bienestar.

Find the best professional of Consumer cooperatives

and explore your wellbeing

 

Start

Privacy Preference Center

Close your account?

Your account will be closed and all data will be permanently deleted and cannot be recovered. Are you sure?