La kinesiología es una modalidad terapéutica que se enfoca en las relaciones entre el cuerpo y la mente desde una óptica física.

Kinesiología para encontrar el equilibrio natural del cuerpo

kinesiología para descubrir el equilibrio natural

La kinesiología significa ciencia del movimiento. Se trata de una modalidad terapéutica que se enfoca en las relaciones entre el cuerpo y la mente desde una óptica física. Como disciplina utiliza de forma organizada las pruebas musculares, que sirven para evaluar cómo afectan el estrés, los pensamientos, las creencias y la autosugestión a los mecanismos corporales.

Mediante el examen de 12 a 42 músculos particularmente distribuidos en los meridianos del cuerpo se detectan los desequilibrios, bien pueden tener origen en la mente u origen físico pero que se perpetúan gracias a la mente.

¿Cómo funciona la kinesiología?

Se parte de la idea de que toda la información de una vida, las experiencias y vivencias están almacenadas en el cuerpo. Todas las células que componen a una persona son guardianes de su propia experiencia de vida. La idea es que los pacientes descubran lo que a simple vista no se ve. O bien, lo que ellos mismos a veces no están listos para tomar consciencia. Con la ayuda del especialista, es posible ir poco a poco hasta encontrar el camino al bienestar.

A la vez se trabaja de forma integral con la fisiología, la nutrición, los aspectos cognitivos y sociales del ser humano. También se considera la existencia de una energía vital, propia de todos los seres vivos. El lenguaje verbal y corporal asimismo tiene un rol importante, ya que su análisis puede determinar la influencia de la psique en la salud. Dependiendo de cada caso se ajusta el tratamiento, siempre personalizado según las necesidades de cada paciente.

Beneficios:

  • Gracias a la kinesiología el sistema nervioso se estimula de forma positiva. Es una forma de comunicación entre la mente y el cuerpo, entre el consciente y el inconsciente.
  • Por lo general se combina con otras formas de terapia, como pueden ser algunos enfoques psicológicos. Esto ayuda como complemento para ganar autoestima, autoconocimiento y mayor plenitud en la vida cotidiana.
  • Es posible liberar bloqueos emocionales y mentales. La persona puede guardar heridas afectivas desde la infancia o por algún trauma no resuelto. Con la kineisología todo esto puede ser sanado y liberado.
  • La persona empieza a conocerse más a sí misma. Descubre patrones de conducta o de pensamiento que llevan años ocultos en el cuerpo y que se manifiestan, en ocasiones, contra su voluntad. Echar luz a lo que yacía en la sombra hace que la persona se sienta mejor con sus propios retos.
  • La kinesiología puede ayudar a que una persona potencia su sistema de defensas. El sistema inmunológico actúa en respuesta a las cargas energéticas y emocionales del cuerpo. Por ende, se promueve la salud integral.