DIY

DIY, por sus siglas en inglés significa “do it yourself” y su traducción literal es “hazlo tú mismo”. Se busca echar a volar la imaginación, cualquier idea es posible. Para realizar esta técnica solo es necesaria una actitud creativa.

DIY o Hazlo Tú Mismo: creatividad pura

DIY o hazlo tú mismoSe refiere a todas las actividades que involucran la creatividad individual, ya sea para generar obras artísticas, objetos de decoración, regalos, ropa o cualquier cosa relacionada con las manualidades.

Pueden usarse materiales nuevos, de origen natural o productos reciclados; las opciones son inagotables.

Existen muchos talleres y clases donde la personas pueden echar a volar su talento. El objetivo es desarrollar el impulso creativo innato del ser humano. Se puede bordar un cojín, crear un brillo labial, pintar una mesa, diseñar joyería, fabricar mascarillas faciales o incluso reparar algún objeto del hogar. Las opciones son inagotables. 

DIY para principiantes o avanzados

En esta técnica llamada DIY la clave es la creatividad. Por eso no existen reglas ni se necesita experiencia. Cualquier persona puede de un día para otro decidir empezar a usarla. Sin embargo, según el tiempo y los materiales que se quieran emplear, el resultado cambiará.

La idea es prescindir de las tiendas o servicios profesionales para explorar la creatividad.

En la mayoría de los casos no es necesario poseer un talento especial, por ello un especialista o maestro funciona como guía. Su papel es dirigir un poco a la persona al momento de llevar las manos a la obra. Puede ser que su presencia simplemente indique la dirección a seguir dentro del proceso creativo, o bien, que complemente las acciones con ideas originales.

Beneficios:

  • Gracias al DIY o “hazlo tú mismo” se crean nuevas conexiones neuronales. Es uno de las múltiples ventajas que a nivel cognitivo otorgan los hemisferios cerebrales cuando se ejercita la creatividad.
  • Se desarrolla la capacidad imaginativa del ser humano, una virtud natural que todos poseemos a menor o mayor medida.
  • Se fomenta el ahorro económico en la obtención de materiales. En muchas ocasiones se pueden conseguir en casa, ya que a la vez se promueve el reciclaje.
  • El DIY o “hazlo tú mismo” ayuda a liberar estrés y cargas emocionales. Cuando una persona se desconecta, al menos por un rato, de la rutina o los problemas diarios, se abre un espacio ser más feliz.
  • A través de la creatividad y de poner literalmente “manos a la obra” se pueden desbloquear patrones mentales negativos. Para mucha gente es una especie de terapia relajante. Incluso se puede mejorar el autoestima.
  • Se fomenta la motivación de logro, ya que la persona experimenta el proceso creativo desde la gestación de una idea hasta convertirla en un objeto tangible.

Find the best professional of DIY

and explore your wellbeing

 

Start

Privacy Preference Center

Close your account?

Your account will be closed and all data will be permanently deleted and cannot be recovered. Are you sure?