Cognitive behavioral therapy

La terapia cognitivo conductual es enfoque terapéutico basado en las corrientes psicológicas conductistas y cognitivas con aplicación clínica.

Terapia cognitivo conductual para darle un giro a la vida

Terapia cognitivo conductual para disfrutar más la vida

La terapia cognitivo conductual es una modalidad que se desarrolló durante el siglo XX. Sus resultados se equiparan con los tratamientos farmacológicos, de modo que a nivel químico-cerebral los efectos a mediano y largo plazo pueden ser los mismos.

Parte de la base de que la conducta humana es aprendida, sumada a los vínculos de asociación emocional y mental que se adquieren a lo largo de la vida. La idea es hacer ver al paciente que lo que siente y su forma de actuar es simplemente una interpretación propia de la realidad; una consecuencia obvia de sus patrones aprendidos.

¿Cómo funciona la terapia congnitivo conductual?

El terapeuta se vale de diversas estrategias para flexibilizar los esquemas de pensamiento, cambiar las conductas automatizadas negativas y ayudar a la persona a tomar consciencia al momento de interpretar un evento o circunstancia determinada.

Es una terapia ideal para solucionar problemas relacionados a los trastornos de ansiedad, obsesión-compulsiva, depresión, ataques de pánico, trastornos alimenticios y fobias. A diferencia del psicoanálisis y otros enfoques psicológicos, la terapia cognitivo conductual se basa en el momento presente. No es importante lo que le ocurre a la persona, sino cómo lo interpreta.

Beneficios:

  • Gracias a la terapia cognitivo conductual se mejora el autoestima y el autoconocimiento. Es una forma de que la persona entienda por qué se conducta como lo hace y a la vez que aprende a cambiar las acciones que no le ayudan.
  • Es una terapia ideal para romper patrones tóxicos y ponerle fin a pensamientos negativos. Metafóricamente, como si el cerebro fuera una computadora, esta terapia “reprograma” la forma de pensar. La idea es que la persona viva de forma más plena y más feliz.
  • El paciente deja de actuar, sentir y pensar acorde a sus experiencias pasadas. Las toma en cuenta, sin embargo, se ancla más en el momento presente. También interpreta las circunstancias desde otra óptica.
  • Disminuye los síntomas de depresión, ansiedad y estrés. Es una herramienta muy poderosa para tomar el control sobre la vida emocional. La persona deja de ser una víctima ante las circunstancias, deja de culpar a los demás por lo que le ocurre. Más bien, asume su responsabilidad y actúa acorde.
  • Los resultados están comprobados científicamente. Es la única corriente terapéutica que hoy en día puede reemplazar a las medicinas. Sin embargo, en ocasiones se complementa con terapia psiquiátrica, pero eso solo lo puede decir un especialista.

Find the best professional of Cognitive behavioral therapy

and explore your wellbeing

 

Start

Privacy Preference Center

Close your account?

Your account will be closed and all data will be permanently deleted and cannot be recovered. Are you sure?