Arteterapia es una modalidad de la psicoterapia cuya premisa radica en las artes plásticas como medio para recuperar o mejorar la salud y el bienestar en todas las esferas de la vida: mental, física y emocional.

Arteterapia para aliviar el espíritu, la mente y el cuerpo

Arteterapia para sanar y explorar la creatividadSe trata de una rama de la psicoterapia que se apoya en las artes plásticas para recuperar o mejorar la salud integral del ser humano. Como su nombre lo indica, esta modalidad terapéutica ve al arte como el medio para la sanación. Aunque por lo general se emplea para tratar condiciones mentales y emocionales, también tiene un efecto directo sobre la salud física, ya que la esfera emotiva está conectada con el bienestar del cuerpo.

Por lo general el arte, sin importar su versión, se aborda como un canal de comunicación, por medio del cual la persona expresa, de manera metafórica o tan específica como lo desee, qué es lo que le perturba o necesita ser sanado. Pueden ser traumas de la infancia, bloqueos emocionales, deseos reprimidos o miedos irracionales.

Arteterapia para despertar la consciencia

Se dice que el arte, en su versión más pura, proviene de planos de existencia sutiles. La inspiración no es más que la apertura de un canal de comunicación entre lo etéreo y lo mundano. En el caso concreto de la arteterapia también se posibilita la sanación mediante la consciencia superior. La persona puede experimentar momentos catárticos a través del poder del arte.

Esta aproximación terapéutica facilita la reflexión, llevando a la consciencia lo que yacía oculto en la inconsciencia. El especialista funciona como acompañante durante el proceso creativo, sugiriendo ciertas acciones o ejercicios que favorecen al cuerpo emocional para generar una catarsis o sanar lo que sea necesario. El tratamiento se ajusta a las características de cada paciente, así como su enfoque y su duración.

Beneficios:

  • A través de la creación artística, combinada con un trabajo terapéutico, es posible liberar traumas añejos. Estos, a veces, se arrastran desde la infancia y yacen ocultos o latentes hasta que algo los detona. La idea es liberarse y vivir de forma plena sin ellos.
  • La creatividad puesta en acción puede disminuir el estrés cotidiano. La rutina diaria genera tensión y lo que se busca mediante la arteterapia es aligerar la mente y las emociones.
  • En algunos casos el arte y la creatividad son sinónimos de felicidad. Si a esto se le suma el acompañamiento de un especialista, es muy probable mitigar síntomas de depresión y ansiedad.
  • La arteterapia favorece a la construcción y mejora del autoestima, así como a la expansión del autoconocimiento. Cada obra de arte es un reflejo de la esencia del ser humano que la crea.
  • Es una manera divertida de romper con patrones y creencias limitantes. Al tratarse del arte son pocos los límites. Si se crea un espacio seguro donde la persona puede expresar sus miedos, frustraciones o deseos, se puede poner fin a los pensamientos de auto-sabotaje y a conductas de pensamiento y acción que llevan años haciéndole daño a la persona.